Mejora de parámetros reproductivos y productivos tras la aplicación de un programa de control del PRRS en España

15-05-2018


Article by:

S.Figueras1, A. García2, A. Callé1, I.Hernández1, V.Rodriguez1

1 Boehringer Ingelheim España, S.A.; 2 Inga Food S.A., Zaragoza, España

Introducción

En 2003, Holck et al. trabajaron con informes de los brotes iniciales del síndrome respiratorio y re­productivo porcino (PRRS) en los Estados Unidos y estimaron que el coste promedio se situaba en 225 €/cerda [1]. En 2012, Nieuwenhuis et al. es­tablecieron que en las granjas comerciales el im­pacto de los brotes representa una media de 75 €/ cerda (rango entre 56 y 126 €) [2]. El coste crónico tras los brotes varía entre 3 € y 60 € por cerda, dependiendo de las diferentes decisiones tomadas después de la infección (erradicación, estabiliza­ción o no intervención). Un estudio llevado a cabo en 2013 estima que el coste en Europa está entre 100 € y 200 € por cerda y año y entre 5 € y 10 € por cerdo. Además, el 54 % del impacto económi­co se localiza en la fase de reproducción y el 46 % de estas pérdidas tienen lugar en la fase de cebo [3].

El control de esta insidiosa enfermedad sigue su­poniendo un verdadero reto para los veterinarios, y se considera como uno de los factores clave a la hora de alcanzar con una alta rentabilidad los ob­jetivos de los sistemas productivos [4,5]. Para ello, la puesta en acción de diferentes estrategias de con­trol se torna imperativa para minimizar el perjuicio que este virus tan peculiar ocasiona en la pobla­ción porcina, tanto en los núcleos de reproducción como en los de crecimiento.

A continuación se presenta un resumen de los re­sultados de los primeros 18 meses de un proyecto de control de PRRS en una pirámide de produc­ción en España. El objetivo de este análisis fue evaluar el impacto de la implementación de la plataforma en cinco fases [6] que incluye, además de medidas de bioseguridad y manejo, el empleo de ReproCyc PRRS EU e Ingelvac PRRSFLEX EU (Boehringer Ingelheim Animal Health España, S.A.U), vacunas vivas atenuadas a base de virus PRRS tipo I, para el control de PRRSV heterólo­go en una granja comercial, valorado mediante el rendimiento de los animales.

Materiales y métodos

El proyecto se llevó a cabo en un sistema produc­tivo comercial ubicado en Aragón que constaba de los siguientes sitios:

■ Sitio 1: constituido por una explotación de 775 cerdas PRRS positiva con producción de lechón al destete, destinado a una fase 2.

■ Sitio 2: wean to finish desde los 6 kg hasta el sacrificio.

 

La granja era positiva inestable y no se vacunaba frente a PRRS antes de la prueba.

La plataforma en cinco pasos plantea la definición de objetivos, establecer el punto de partida, evaluar las limitaciones del sistema, desarrollar soluciones y medir los resultados.

 

Así, en primer lugar, se definieron los objetivos del proyecto:

■ Acabar con la circulación del virus en las hem­bras y así alcanzar la estabilización epidemioló­gica de dicha población.

■ Reducir las recirculaciones de virus en la fase 2.

 

Las muestras que se tomaron al inicio del proyec­to eran PCR positivas, tanto al destete como en la línea de crecimiento. La secuenciación puso de ma­nifiesto que en el sistema había dos cepas de virus campo, una cepa en la granja de reproductoras y otra en el wean to finish. Estas presentaban una heterología de la ORF-5 del 17,1 % y 4,8 %, frente a la cepa vacunal, respectivamente.

A continuación, se realizó una encuesta de biose­guridad con su correspondiente auditoría en gran­ja para el estudio de los flujos, tanto de animales como de personal.

Una vez analizada la información anterior, y con­forme al protocolo, se realizó una doble vacu­nación vía intramuscular con 2 ml de ReproCyc PRRS EU en sábana con 4 semanas de intervalo de todas las cerdas, a partir del día 0 (2015, se­mana 51). Además, los lechones recibieron 1 ml de Ingelvac PRRSFLEX EU vía intramuscular al destete (24 días) de forma regular semanalmente a cada lote.

El presente estudio se basó en el análisis de los da­tos reproductivos y de crecimiento antes y después de la intervención, comparando los resultados me­dios de cada lote semanal.

Los índices clave (KPI) evaluados fueron el núme­ro de lechones destetados/cerda/semana (LDCS) y el índice de conversión estándar de 18 a 100 kg (ICstd) al cierre de cada de lote engordado. Duran­te el periodo de prueba no hubo cambios de for­mulación en la ración suministrada.

Para el análisis se utilizó el control estadístico del proceso (gráfico SPC) recurriendo al paquete esta­dístico, Minitab.17.1.0 (2013 Minitab Inc.).

Por último, también se monitorizó la estabilidad de la granja posteriormente mediante muestreos basados en las pautas propuestas por Holtkamp et al. [7]. Así, por ejemplo, una granja será consi­derada estable cuando se obtengan cuatro resulta­dos consecutivos negativos al destete (30 muestras mensuales). Por último, también se monitorizó la estabilidad de la granja posteriormente mediante muestreos basados en las pautas generales propuestas por Holtkamp et al7. Así por ejemplo, una granja será considerada estable cuando tengamos 4 resultados consecutivos negativos al destete (30 muestras mensuales).

 

Resultados

En la tabla 1 se presenta la media de los KPI corres­pondientes a cada periodo, anterior y posterior a la aplicación del programa. Las diferencias fueron estadísticamente significativas (p <0,001).

Las figuras 1 y 2 muestran, respectivamente, la evolu­ción de los lechones destetados por cerda y semana y del ICstd con respecto al inicio del programa PRRS.

Tabla1: Comparación de las medias de los KPI para los diferentes períodos. Tras la vacunación, el número de lechones destetados/cerda/semana (LDCS) aumentó tras la vacunación y el Índice de Conversión estándar (ICstd) mejoró significativamente.

 

Gráfica 1. Evolución de los lechones destetados por cerda y semana (LDCS) antes y después de la implantación del programa PRRS.

 

Gráfica 2: Evolución del índice de conversión estándar ICstd con respecto al inicio del programa PRRS.

 

Discusión y conclusiones

En este sistema, la implementación de la plata­forma sistemática de gestión en cinco pasos que incluye la vacunación de todo el efectivo con ReproCyc PRRS EU en cerdas e Ingelvac PRRS­-FLEX EU en lechones tuvo un impacto positivo sobre los índices reproductivos y productivos. Desde el punto de vista económico, el retorno de la inversión calculado con la herramienta BECAL (Boehringer Ingelheim Economic Calculator) fue de 11:1 para la mejora reproductiva, 3:1 para el crecimiento y 4:1 para la mejora global del rendi­miento en todo el sistema.

Además, desde el punto de vista de la estabilidad frente al PRRS del hato reproductor (medida con parámetros laboratoriales), se pudo observar cómo los muestreos mensuales de los 30 lechones al des­tete han seguido siendo PCR negativos al virus de PRRS hasta la actualidad.

 

Referencias bibliográficas

1. Holck, JT & Polson, Dale. (2003). The Financial Impact of PRRS Virus.

2. Nieuwenhuis et al. 2012. Economic analysis of outbreaks of porcine reproductive and respiratory syndrome virus in nine sow herds. Veterinary Record Vol: 170 (9) Page: 225-225

3. De Paz, X. PRRS cost for the European swine industry. https://www.pig333.com/what_the_experts_say/prrs-cost-for-the-eu­ropean-swine-industry_10069

4. Polson, D. et al. IPVS 2008

5. Figueras et al., ESPHM 2017

6. 5 step process details explanations at https://www.prrs.com

7. Holtkamp et al. 2011. Terminology for classifying swine herds by porcine reproductive and respiratory syndrome virus status. J Swine Health Prod. 2011;19(1):44–56.

Compartir