Cadena de infección

Durante los años la industria porcina ha evolucionado para reducir el nivel de enfermedad, mejorar el bienestar de los animales e incrementar el rendimiento productivo. Algunos de estos objetivos se han cumplido incrementando la estrategia de recría actual de la industria porcina. En general, puede afirmarse que los cambios en los sistemas de producción han ejercido un efecto positivo sobre la salud de la población porcina. No obstante, este conocimiento de la gestión de la producción porcina que incluye manejo sanitario se ha desarrollado siguiendo una estrategia segregada de producción en varias etapas, lo que proporciona un área de conocimiento muy sólida, pero de forma separada, lo que da lugar a medidas de prevención/control desvinculadas en todo el ciclo o la cadena de producción (distintas fases de producción).

El concepto de cadena de infección/prevención es una herramienta para la comprensión del manejo de infecciones, con una estrategia para todo el grupo (sistemática), en que se combina conocimiento nuevo y existente sobre el manejo de enfermedades porcinas, conectando episodios epidemiológicos (cadena de infección) en todo el sistema de producción/piaras (cadena de producción), y empleando un razonamiento lógico de cadena para crear este nuevo concepto centrado en la prevención de enfermedades de un modo exhaustivo (cadena de prevención).

La persistencia de infección, patrones de diseminación, transmisión vertical, transmisión horizontal e infección lateral deben considerarse eslabones epidemiológicos críticos que intervienen en la «cadena de infección» de patógenos porcinos en todo el proceso de producción (grupo completo), lo que provoca la manifestación clara de síntomas clínicos con las correspondientes pérdidas financieras y de producción debido al aumento de la mortalidad, la tasa de sacrificios selectivos, los tratamientos y la falta de rendimiento, y también formas subclínicas de las enfermedades. Esta «cadena» empieza con el desarrollo de la nulípara y su introducción en el grupo de cerdas y termina en poblaciones de crecimiento-acabado o continúa con la producción de nulíparas.

Este «razonamiento en cadena» nos permite adoptar una estrategia más exhaustiva y vinculada para comprender la epidemiología y la prevención de agentes infecciosos destacados al igualar la «cadena de producción» con la «cadena de infección», lo que da lugar a una «cadena de prevención» muy centrada en todo el sistema y las etapas de producción en lugar de solo la cerda o el lechón.
Por lo tanto, este abordaje puede contribuir a modificar o reajustar las estrategias de intervención (protocolos de prevención, gestión y flujo de animales) que se utilizan para controlar o prevenir la enfermedad, teniendo en cuenta la totalidad de la «cadena de infección» del agente, y permitiendo una estrategia apropiada de «cadena de prevención». El objetivo consiste en crear un modo de razonamiento en que la comprensión de la causa raíz del problema se considere el primer paso de esta estrategia centrada en todo el grupo.

Cadena de infección/prevención del PRRSv
Este concepto encaja perfectamente en la estrategia centrada en todo el grupo o la estrategia sistemática propuestas para el PRRSv. A continuación se facilita un resumen de la cadena de infección/prevención del PRRSv.