Síntomas reproductivos de PRRS

En cerdas no inmunes la evolución de la infección es radicalmente distinta en función de si la cerda está gestando o no.

 

En cerdas adultas no gestantes, los signos clínicos suelen ser leves o inexistentes y, en cualquier caso, se limitan a febrícula y pérdida de apetito durante algunos días. No existen indicios de la replicación del virus en los óvulos, aunque el PRRSV puede encontrarse de forma transitoria en macrófagos que residen en los folículos ováricos atrésicos (27).

En cerdas gestantes, el desenlace de la infección depende del periodo gestacional en que se produce la infección. Esto se debe a que el PRRSV no puede atravesar la barrera placentaria antes del día 72 de gestación (revisión de Karniychuk y Nauwynck [28]). Cuando la infección tiene lugar después del día 72 de gestación, los fetos se infectan y pueden presentarse abortos. Suelen observarse momificados en las lechigadas abortadas. Además, podrían producirse partos prematuros y retrasados así como el parto de una combinación de lechones vivos (normalmente cerdos virémicos con una baja viabilidad), momificados y mortinatos (29).

                                                                            

Cuando la infección de la cerda tiene lugar en las fases de gestación iniciales, el desenlace de la infección es indeterminado. No obstante, en estudios iniciales se demostró que la inoculación de cerdas gestantes antes del día 90 de gestación redujo significativamente los trastornos del rendimiento reproductivo incluso al utilizar una cepa muy virulenta (30). Se ha supuesto que las infecciones antes de la implantación de los embriones no afectan al rendimiento reproductivo porque el PRRSV no puede atravesar la zona pelúcida (31).

No existen indicios definitivos acerca de la implicación del PRRSV en la inducción de muertes embriónicas o fetales precoces que pudieran observarse como retornos acíclicos al estro o abortos precoces (menos de 72 días), aunque existen indicios sobre el potencial del virus de provocar placentitis (revisión de Karniychuk y Nauwynck [32]).


 
27 (Benson et al., 2001) (Prieto et al., 1996b) (Sur et al., 2001)
28 (Karniychuk et al., 2013)
29 (Terpstra et al., 1991) (Christianson et al., 1993) (Kranker et al., 1998) (Plana-Duran et al., 1997)
30 (Mengeling et al., 1994) (Kranker et al., 1998) (Prieto et al., 1996a) (Prieto et al., 1997b)
31 (Mateusen et al., 2007)
32 (Karniychuk et al., 2013)